Bosques

Los bosques y selvas

solución para mantener el clima

Bosques y selvas

Los bosques junto con las selvas son los ecosistemas más importantes de la Tierra. Entre los más extensos destacan la selva tropical Amazónica, la Taiga en Rusia, el bosque boreal de Canadá y el Río Congo en África.

Estas grandes extensiones arbóreas se componen de diferentes especies y se encuentran situadas en distintas zonas del planeta. Comparten tanto aspectos positivos como su contribución a reducir la contaminación por dióxido de carbono en la atmósfera, como sus amenazas; la desforestación, la explotación incontrolada y los incendios.

Las zonas boscosas también son un elemento esencial para abordar los efectos del cambio climático. Un tercio del CO 2 liberado por la quema de combustibles fósiles, es absorbido por los bosques cada año.  Por lo tanto, aumentar y mantener los bosques es una solución esencial para el cambio climático.

Los bosques y las selvas evitan la erosión del suelo y albergan casi el 80% de la biodiversidad terrestre de especies vegetales y animales. Ayudan a regular el clima y la temperatura gracias a la importante cantidad de agua que liberan a la atmósfera por la evapotranspiración. Que consiste en liberar a la atmósfera parte del agua que absorben, contribuyendo al aumento de la humedad y al enfriamiento del planeta.

En la actualidad numerosos factores están poniendo en peligro la supervivencia de bosques y selvas: el crecimiento de población, los incendios forestales, la extracción de recursos energéticos y minerales junto con la contaminación, están poniendo en peligro la supervivencia de los bosques y de las múltiples especies que dependen de ellos, incluidos los seres humanos. Son una fuente de recursos para distintos sectores industriales, como ejemplo, dos tercios de las medicinas que combaten el cáncer se extraen de plantas procedentes de los bosques tropicales.

En más de 20 países se están desarrollando medidas que gestionan los bosques de forma sostenible haciendo compatible la agricultura, la ganadería, la producción de papel y la pesca sin necesidad de eliminar los bosques.

La detención de la pérdida de masa arbórea es vital para la estabilidad del clima, la protección de la biodiversidad y mantener bajo control el ciclo del carbono. Por ello se hace imprescindible mantener los bosques existentes intactos, reforestar las zonas que han sido dañadas y gestionar de manera sostenible sus recursos.

La naturaleza, y en particular los bosques y selvas, deben ser parte de la solución para mantener el clima, sin superar los dos grados de aumento de la temperatura, límite de aceptado a nivel mundial.

Sin los bosques y selvas

Perdemos la lucha contra el cambio climático

Últimas Publicaciones

Residuos plásticos

Residuos plásticos

LOS PLÁSTICOS Y LAS EMISIONES DE CO2 Los plásticos de un solo uso se han convertido en un grave problema para el cambio climático. La composición de la mayor parte de los plásticos es etileno y propileno, provenientes del petróleo y gas (combustibles fósiles). Por lo...

Materiales de construcción sostenibles

Materiales de construcción sostenibles

La construcción genera el 40% de las emisiones de carbono a la atmosfera, la fabricación, transporte y uso de los materiales, son la principal fuente del problema. Gracias a la concienciación sobre el cambio climático, muchas empresas buscan alternativas sostenibles a...

La construcción

La construcción

Los edificios son los responsables en Europa del 40% del consumo energético y del 35% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Disminuir la huella de carbono de las edificaciones es una necesidad para la que es necesario invertir en eficiencia energética....

Contacta con nosotros

Para nosotros será un placer

Te responderemos lo antes posible

info@cuidatuplaneta.org

Visita nuestras redes sociales

Envíanos un mensaje